“No sabían que éramos semillas…”

tortugas

43.

Odio usar ese número para referirme a mis compañeros, los 43 normalistas, porque siento que cada vez que usamos esos números les quitamos (más) vida. No, “los 43” no son sólo una cifra en otra atrocidad cometida en México. Cada vez que pienso en las madres, los padres, los amigos y amigas, los familiares que perdieron a un ser querido se me desgarra el corazón, porque yo tengo muchos seres queridos a quienes afortunadamente no les ha pasado lo que sucedió aquella terrible noche en Ayotzinapa, pero sólo puedo imaginarme el dolor, la tristeza, el enojo y la angustia que han de sentir. Digo afortunadamente porque así parece que se deciden las cosas en mi país, por mera fortuna: tú te salvas y tú no, tú vas a la escuela y tú te pones a trabajar, tú tienes casa y tú no… ¡Dios mío, pude haber sido yo!

Y no, tampoco es solamente Ayotzinapa, es Atenco, es Tlatelolco, es Acteal, es Nochixtlán, son todas esas faltas grandes y pequeñas que atentan contra nuestros derechos todos los días. “Quisieron enterrarnos, pero no sabían que éramos semillas”. Así es como parecen ir las 43 tortugas* en su travesía, sembrando flores. Espero, compañeros, que esa travesía los lleve de regreso a casa.

Ni perdón, ni olvido.

 

*Ayotzinapa significa “lugar de tortugas” en lengua Náhuatl.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s